Madrid
37°
cielo claro
Humedad: 14%
Máx: 36 • Mín: 35
Weather from OpenWeatherMap

El proteccionismo comercial de Trump pone a Europa y China en guardia

Donald Trump

A pesar de sus muchos detractores, si por algo se caracteriza Donald Trump (aparte de por sus excentricidades en el ámbito personal y por su carencia total de correctismo político) es por tratar de cumplir una a una las promesas que hizo a su electorado y que fueron la base para dar el salto ni más ni menos que a la presidencia de la nación más poderosa del mundo. Uno de los puntos estrella de su discurso político, enraizado profundamente en su eslogan “Make America Great Again” fue la idea de que el comercio exterior (y particularmente algunas naciones) estaban dejando a Norteamérica en una posición de clara desventaja, lo que se traducía en que una gran parte de la población trabajadora americana estaba siendo despedida y la producción estaba siendo trasladada a centros donde la mano de obra era más barata. Es de todos conocido que el discurso populista de “ciertos países están destruyendo nuestra sociedad compitiendo de forma injusta y desleal” puede calar muy profundamente en un segmento de población muy afectado por el desempleo y la pobreza.

Por todo ello, Trump ha comenzado una cruzada comercial a nivel global en la que los 3 principales afectados son Europa, China y, por supuesto, el propio Estados Unidos. En primer lugar, el 1 de junio EEUU declaró que entrarían en vigor los nuevos aranceles a la importación de acero y aluminio desde México, Canadá y la Unión Europea. Desde hace tiempo, el Presidente Trump declaró que la importación de estos metales estaba causando un problema que afectaba a la seguridad nacional del país, ya que el suministro excesivo (especialmente desde China) estaba causando dificultados a los productores locales. Por ello, estableció unos límites de importación determinados a partir de los cuales deberían pagarse aranceles del 25% para el acero y el 10% para el aluminio. No obstante, tanto Canadá como México como la Unión Europea quedaron exentos de esta medida previa condición de llegar a un acuerdo sobre los límites de las cantidades a suministrar. No obstante, tras semanas de negociaciones sin acuerdo definitivo, EEUU ha decidido eliminar la exención a estas regiones y aplicarles el mismo criterio que al resto de naciones. Es decir, desde el viernes de la semana pasada a los productores europeos, canadienses y mejicanos les costará hasta una cuarta parte más vender sus productos a uno de los mayores mercados del mundo. Por supuesto, las reacciones no se han hecho esperar y tanto México como la Unión Europea han decidido llevar el caso ante Organización Mundial del Comercio (OMC), que se encargará de evaluar y dirimir si estas medidas son justificadas y proporcionales. En todo caso, el propio Trump es el único con capacidad de frenar estas medidas o decidir seguir adelante con ellas.

Si este conflicto con los principales aliados comerciales de EEUU fuera poco, 2 días después (el 3 de junio) el gobierno chino emitió unas declaraciones a través de la agencia estatal Xinhua en las que afirmaba que si la nación norteamericana implementaba sanciones y aranceles a las exportaciones chinas, los acuerdos comerciales a los que habían llegado semanas serían cancelados. Durante estas conversaciones mantenidas entre el secretario de Comercio de EEUU y su homólogo chino, China se comprometió a importar mayores cantidades de productos americanos, favoreciendo al sector productor yankee. No obstante, la imposición de aranceles no ha gustado al entorno del viceprimer ministro Liu He, que considera que China, la mayor potencia productora y exportadora global, no está dispuesta a claudicar ante la deriva proteccionista de Trump.

En definitiva, el presidente republicano tiene ahora dos frentes abiertos de extrema gravedad que pueden llevarle a una “guerra comercial” de graves proporciones y que potencialmente pueden tener un impacto severo en la economía americana. ¿Se dará por vencido Trump, o sus políticas darán lugar a una guerra comercial que nos acabará afectando a todos en forma de subida de precios de productos y pérdida de margen para las empresas? Habrá que esperar a ver cómo se desenvuelven los acontecimientos en las próximas semanas.

Marta Alcobendas

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos