ir a Europea Media

Auge del Baloncesto Universitario en EE.UU

MSP26 - MINNEAPOLIS (EE.UU.), 5/10/2015.- Tyus Jones de los Timberwolves juega durante una práctica hoy, lunes 5 de octubre de 2015, en Minneapolis, Minnesota (EE.UU.). EFE/ CRAIG LASSIG

El baloncesto es uno de los deportes más importantes en EE.UU. La NBA cuenta con muchos de los deportistas mejor pagados del mundo y sus niveles de audiencia televisiva van aumentando año tras año. El año pasado, según el diario Marca, las audiencias llegaron a aumentar en un 32%, lo cual demuestra un ascenso importante.

En lo que se refiere al deporte universitario, hay que destacar que el baloncesto cada vez tiene más importancia. Actualmente, la fase final del torneo llega a paralizar la NBA, pues el gran número de seguidores que despierta podría provocar que ambas categorías se solaparan en cuanto audiencia. 

Para entender cómo funciona el baloncesto universitario de Estados Unidos, hay que hablar de lo que es la National Collegiate Athletic Association (NCAA). La NCAA es una agrupación de instituciones que se encargan de la organización de todo el deporte universitario estadounidense. Por lo tanto, manejan una gran cantidad de disciplinas deportivas, como pueden ser el fútbol, baloncesto, natación, golf o tenis.

Cada universidad americana tiene diferentes secciones deportivas que compiten en las diferentes categorías de cada deporte. Por supuesto, hay equipos tanto masculinos y femeninos. Cada entidad destaca por ser especialista en algún deporte concreto o en varios.

En lo que se refiere al baloncesto, hay que decir que la liga universitaria se divide en un total de tres categorías: División I, División II y División III. Lógicamente, la más importante y la que más masa de aficionados mueve es la primera. Los equipos se sitúan en una u otra división en función del número de becas que pueden facilitar a los estudiantes, así como del nivel deportivo y académico de los mismos.

De la División III, se puede decir que es la menos competitiva, aunque hay que destacar que participan alrededor de la mitad de los atletas. En esta categoría no se facilitan becas deportivas, aunque sí que se distribuyen becas de carácter académico. Por lo tanto, se permite a los deportistas financiar parte de sus estudios en EE.UU.

Por otro lado, la División II cuenta con unos 107.000 estudiantes repartidos en 315 universidades, según los datos de Mooxye. Por regla general, no se suelen repartir becas completas, aunque sí que algunos estudiantes cuentan con becas parciales.

Por último, como ya se ha mencionado, la División I es la más competitiva de las tres. Cuenta con los mejores deportistas de la NCAA y un gran número de aficionados están pendientes de sus partidos. Según los datos de Mooxye se calcula que hay unos 70.000 estudiantes repartidos en 6.000 equipos, que pertenecen a unas 350 universidades. Los alumnos que participan en esta división cuentan con becas completas y parciales, así como todo aquello que necesiten a nivel deportivo.

En lo que se refiere a la División I, es difícil conseguir un ganador entre tantas universidades y tantos equipos. Ante esta dificultad, la NCAA creó un nuevo torneo bautizado como March Madness, que viene a ser como una imitación de los playoffs que se disputan en la NBA. Aquí, las 68 mejores universidades se enfrentan en un sólo partido hasta que queda un único campeón.

Para llegar a disputar el March Madness hay dos caminos: ser campeón de la conferencia    o mediante las 36 invitaciones que otorga la propia NCAA. A su vez, para ser invitado, se tiene en cuenta el RPI, que es un concepto que engloba una serie de condicionantes, como puede ser el balance de victorias/derrotas, dificultad de la conferencia, etc. Las invitaciones, por lo general, siempre despiertan cierta polémica entre los participantes y aficionados.

Ante estos criterios de selección, quedan 31 campeones de conferencia y 36 invitados por la NCAA. Si a estos equipos se les suma el campeón de la Regular Season, que pasa al Madness de forma directa, quedan un total de 68 universidades disputándose el trono universitario de baloncesto.

Entre los 68 equipos que llegan a esta fase final, 60 de ellos pasan automáticamente a la segunda ronda. Los 8 restantes, que son aquellos que menos votos obtienen por parte de la NCAA, tienen que disputar un pequeño torneo conocido como First Four. Este consiste en enfrentamientos a partido único, siendo los ganadores los que pasen a la siguiente ronda del March Madness. 

Por tanto, quedarían 64 equipos. En la siguiente fase, estos se distribuyen según las regiones: South, East, West y Midwest. Acto seguido, a cada una de las universidades se le asigna un seed, de 1 a 16, mediante el cual la comisión elegirá cada enfrentamiento y la disposición del cuadro. De este modo, se establecen cuatro divisiones.

Desde este momento, los equipos se van batiendo a enfrentamiento único. El resultado es que aparece un campeón por cada una de las cuatro divisiones elaboradas a partir del seed. Estos finalistas forman lo que se conoce como Final Four, en el que los equipos se enfrentan dos a dos. Sería como una especie de semifinal. Los dos equipos restantes de esta última criba se enfrentan en la final de la NCAA. Es uno de los partidos más seguidos en todo EE.UU, llegando incluso a paralizar la jornada de la NBA para no solapar audiencias. 

El deporte universitario en EE.UU está en pleno auge, y gracias al baloncesto se puede apreciar que mucha audiencia sigue este tipo de competiciones. Llegan incluso a competir con el deporte de élite en lo que se refiere a los seguidores. 

Daniel Longas, Jesus Troyano, Jorge Morales

 

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos