ir a Europea Media

Cristiano caza al Lobo

El portugués fue el héroe, con tres golpes, envió a casa a la bestia alemana, que no pudo con el escuadrón de caza blanco por más que intentó refugiarse.

La paciencia, la virtud de los buenos cazadores, fue vital para que el Real Madrid logrará la remontada.Los once de Zidane, tuvieron la iniciativa desde el arranque. Fueron prudentes, mantuvieron la posesión del balón en los primeros minutos y atacaron en el momento justo. Carvajal, como un sabueso, olfateó la debilidad de la presa y con un pase filtrado, habilitó a Ronaldo en el primer gol. El portugués sólo tuvo que empujar el balón al fondo de la portería de Benaglio, que vio indefenso como Dante y Naldo quedaron inmovilizados ante la asistencia del lateral español.

El Wolfsburgo, no pudo ni si quiera mirar la gravedad de su herida, cuando en un tiro de esquina, nuevamente el portugués fusiló de cabeza al guardameta Suizo. La cosa pintaba cada vez más oscura para el lobo alemán, que con el 2-0 comenzó visualizar su cabeza disecada, en forma de trofeo, sobre la chimenea de una cabaña. Y se puso peor para la manada dirigida por Hecking, cuando Draxler, el macho Alfa, cayó sobe el césped del Bernabéu, de donde no pudo levantarse más.

Kruse entró para sustituirlo, y a pesar de la baja, los alemanes acorralados y heridos, intentaron atacar y tiraron de instinto como un animal salvaje que siente el peligro cerca.  Luiz Gustavo, probó la resistencia de Keylor Navas con dos disparos, acciones que fueron bien resueltas por el portero tico.

En el segundo tiempo, El Madrid, cómodo en el marcador se dedicó en gran medida a cuidar su retaguardia. Los blancos hicieron circular el juego en el medio campo, buscando que el Wolfsburgo rompiera el muro defensivo para darles la estocada final. El tiro de gracia llegó en un tiro libre. Luiz Gustavo derrumbó a Cristiano justo en el centro de la media luna, una zona ideal para la puntería de CR7. El luso, al mejor estilo de un francotirador, tomó aire mientras cerraba los ojos y jaló el gatillo del rifle que tiene como pierna derecha. El balón en forma de proyectil penetró en  el corazón del lobo, representado en la portería de Benaglio.

Tres disparos acabaron con la aventura del Wolfsburgo en la Liga de Campeones de 2016.

Cristiano Ronaldo se llevó el balón como recuerdo de una gran noche de cacería, la noche que cazó al lobo alemán.

Jairo A. Castillo
@ jairocastillo88

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos