ir a Europea Media

EAJ-PNV ve peligrar su hegemonía política por el caso Zaldívar

El pasado 10 de febrero el lehendakari jeltzale Iñigo Urkullu anunciaba en Ajuria Enea que convocaba elecciones al Parlamento Vasco para el próximo 5 de abril. Fuentes del entorno del Partido Nacionalista Vasco afirmaban que la razón principal de esta decisión por parte del lehendakari recaía en el intereses partidistas del partido de no verse perjudicado por una simultaneidad con unos posibles comicios en Cataluña. Finalmente el lehendakari ha tenido que volver a comparecer al parlamento vasco, al que no esperaba volver hasta después de los comicios, para ofrecer explicaciones por el vertedero desprendido e incendiado en Zaldívar con dos desaparecidos.

Pero finalmente al PNV el fuego le ha estallado en casa por el derrumbamiento del vertedero ubicado entre los limites territoriales de Vizcaya y Guipúzcoa. El caso Zaldívar ha hecho desestabilizar completamente al ejecutivo dirigido por Iñigo Urkullu, y que será candidato de nuevo en estas elecciones de abril. El pasado sábado 1 de febrero se derrumbaba en lo alto de una ladera el vertedero de Zaldívar afectando a la autopista AP8 (autopista que une Bilbao con San Sebastián), el desprendimiento dejaba dos desaparecidos en las inmediaciones, y aunque su búsqueda persiste entre bomberos y topógrafos para dar con los cuerpos de los dos varones que eran vecinos de Zalla y Markina, aunque a día de hoy los cuerpos siguen sin aparecer.

Aunque Josu Erkoreka, portavoz y consejero del Gobierno vasco, haya calificado de “menores” las irregularidades relacionadas con este vertedero, las respuestas parecen no convencer a los pueblos afectados. Urkullu, en la comparecencia de hoy, ha lamentado los “errores” que haya podido cometer el ejecutivo y pone su prioridad en buscar los cuerpos y garantizar la seguridad en la zona.

Las declaraciones del Lehendakari no han tranquilizado el ambiente por la alarma sanitaria que ha despertado este suceso entre los vecinos, ya que se ha conocido que existen restos de amianto, furanos y dioxinas que se han dispersado por el aire por el incendio que se ocasionó, y que incluso hizo cancelar el partido de la Real Sociedad-Eibar el pasado fin de semana, por el peligro de salud pública que supone esta tragedia.

Los vecinos desde hace días se manifiestan y se movilizan para pedir explicaciones al Gobierno Vasco y al propio lehendakari, que ha sido fuertemente criticado por todos los partidos políticos por la gestión del propio vertedero por parte del ejecutivo vasco antes del incendio, y también por cómo el mismo ha hecho frente a esta crisis medioambiental, del que el resto de partidos y en especial su principal oponente EH Bildu busca sacar rédito electoral.

La crispación entre los vecinos culminó ayer con la concentración de los vecinos en el teatro de Ermua el día de ayer, donde los responsables del Gobierno Vasco comunicaron las medidas que se tomarían al respecto. Incluso se tuvieron que colocar pantallas en las inmediaciones del auditorio municipal por falta de aforo. Aún así los vecinos se sienten engañados pero quieren mandar el claro mensaje de que no quieren que ningún partido busque lucrarse electoralmente de esta desgracia que están viviendo con gran inquietud y miedo. 

Markel Trecet Calparsoro

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos