ir a Europea Media

El Atleti en cuartos de la Champions

Partido de ensueño del conjunto rojiblanco. Diego Costa fue el destacado del encuentro con dos goles, abrió el marcador y lo cerró. Raúl García y Arda Turán marcaron en la victoria por 4-1.

Quién te ha visto y quién te ve. Así ha sido la historia del Atlético de Madrid, llena de altibajos. Pero ahora hay que centrarse en lo importante, el conjunto rojiblanco borró del mapa a un Milán venido a menos en los últimos años. El Vicente Calderón se vistió de gala para ver en la alfombra roja la victoria por 4-1 de su equipo. Tras 17 años sin estar en cuartos de la Champions vuelve para lucirse.

Antes de que todos los asistentes estuvieran acomodados en sus asientos Diego Costa ya había hecho acto de presencia en el escenario. Soberbio gol a los dos minutos de empezar, avisando que él tenía todas las papeletas para llevarse la estrella de la Champions a mejor actor. Pero como siempre tiene que haber algún secundario de lujo, y aquí aparecieron Gabi, presión, robo y la cedo, y Koke, tú me la das y yo escribo el guión. En una buena presión en la salida de balón del Milán Gabi, Koke y Costa crearon una obra de arte.

Arda Turán celebrando el gol. Fuente: EurpoaPress.
Arda Turán celebrando el gol. Fuente: EurpoaPress.

El Atleti se relajó después del primero gol y el Milán, que no había que olvidar que era heptacampeona de Europa, se rehízo de sus cenizas y de la mano de Kaká puso el empate en el marcador tras un ligero desbarajuste defensivo. Con el 1-1, el brasileño volvió a tener una ocasión clara de gol pero se fue alta. En esos instantes se merecía el premio honorífico. Pero acabó por diluirse. ¡Quién te ha visto y quién te ve!

Antes de finalizar el primer tiempo, apareció el de siempre. Dirige, corta, cambia de escena… ya sabéis quién es. El turco que vuelve loca a la gente, Arda Turán. Él solo se fabricó, aunque de rebote un excepcional gol en el 39’ colocando el 2-1. Y así continuó después del descanso dirigiendo por aquí y por allá. La película necesitaba un director y ahí estaba él. El mejor.

La segunda parte de la gala de estrellas ya la sabemos todos. El Milán ni con jóvenes ni con veteranos, ni con cambios ni sin ellos mejoró. Salvo la entrada de Robinho que dejó avistar un halo de esperanza pero que se esfumó a los 10 minutos tras chocar repentinamente contra un muro. La defensa rojiblanca.

El Atlético dominaba y dominaba sin preocupaciones. Y justo llegó la peli que más gusta, puros efectos especiales. Raúl García tenía que aparecer para dejar su sello. Golazo de cabeza que sentenciaba la eliminatoria. Otra vez a balón parado poniendo el 3-1. Aunque ahí no se queda. Casi marca un golazo tras una chilena para enmarcar que quedaría en los anales de la historia si llega a entrar.

Y Costa, después de abrir el partido lo quiso cerrar él solito dentro del área para redondear una noche mágica, 4-1 con dos goles suyos. 7 goles, 5 partidos, 374 minutos y esto no ha acabado.

Por tanto, la gala acabaría con el premio a la mejor película. El Atlético de Madrid se hace un hueco en Europa. Próximamente.

@ChristianCalaza

@lanencini

@Rubén.RamírezD

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos