ir a Europea Media

El Barça salva los muebles in extremis

Luis Suarez, da el triunfo a su equipo/ www.fcbarcelona.e

El Barça consiguió llevarse los tres puntos del Camp Nou frente a un gran Inter que se adelantó en el minuto dos del encuentro. Solo la calidad de Leo Messi y la efectividad de Luis Suárez evitaron que Ernesto Valverde tuviese que pasar por la guillotina.

El Inter, que había empatado en el primer encuentro, se plantó en Barcelona con la idea clara de llevarse los tres puntos. Los milanistas de Antonio Conte hicieron un partido muy serio, sobre todo en la primera parte, en la que pusieron en serios apuros a los catalanes. Cuando el luminoso no había marcado ni cinco minutos, un rebote mal defendido por los culés hizo que Lautaro Martínez se plantase solo ante el marco de Ter Stegen y, el argentino, que no había marcado todavía en competición europea, abrió la lata.

 

El Barça está protagonizando uno de los peores arranques de temporada que recuerda la parroquia blaugranas. Ayer parecía que iba a ser la confirmación del mal estado de forma de los de Valverde, que perdían en casa a los escasos dos minutos de juego y, además, lejos de reaccionar, durante toda la primera parte las ocasiones más claras fueron para los italianos, que podrían haberse ido al descanso con una renta todavía mayor en el marcador. Cualquier balón a la espalda de la defensa barcelonista se convertía en un suplicio. La zaga culé pecó toda la primera parte de una falta de contundencia y una lentitud que bien pudieron haber acabado con un drama en forma de goleada, aunque, por suerte, sobre todo para su entrenador, no fue así y los chicos de Valverde consiguieron, sorprendentemente, llegar vivos al descanso. 

 

Tras la reanudación ambos técnicos decidieron que debían ser los mismos veintidós hombres los que saltasen al verde: unos para aguantar el resultado y otros para darle la vuelta. El Inter pecó de conservador en la segunda parte y acabaron sufriendo el mayor de los castigos: la derrota. Los neroazzurro salieron con las líneas muy juntas y consiguieron que durante los primeros compases de la segunda parte el juego interior del Barça se viese completamente anulado, los culés tenía el balón, pero en posesiones largas y estériles que apenas inquietaban la meta de los italianos. Entonces, comenzaron los movimientos en los banquillos y, sorprendentemente, esta vez fue Valverde el que ganó la partida táctica. El Txingurri dio entrada a Arturo Vidal en sustitución de Busquets, una apuesta arriesgada pero que al final acabó dando resultados. El chileno, un luchador incansable dentro de la cancha, entró y apretó la salida de balón del Inter buscando algún fallo que provocase situaciones de gol. Tardó poco Luis Suárez en rematar un balón al borde del área con una maravillosa bolea que acabó con el cuero en el fondo de las mallas.

 

Con el empate en el luminoso llegó la hora de Ousmane Dembélé, que nada más entrar le dio al equipo la profundidad que no había estado teniendo hasta el momento. El francés encaró, ganó la linea de fondo, entró desde la banda hacia el centro y probó suerte con el desparpajo que le caracteriza. El Barça era otro y Messi no quería quedarse fuera de la fiesta. El astro argentino empezó a gustarse y a hacer de las suyas hasta que vio un pase imposible que situó a Suárez solo delante de la meta de Handanovic, y claro, el uruguayo no perdonó. Demasiado castigo para un buen Inter y resultado maquillado para un Barça que está muy lejos del juego que se le presupone a grande que aspira a ser campeón de Europa. 

Por: @AitorCelta

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos