ir a Europea Media

El Partido Popular hace un llamamiento a unir los votos de la derecha en el PP como única solución para la crisis económica y territorial

Bajo el lema “Por todo lo que nos une” el Partido Popular de Pablo Casado se modera apelando al voto útil.

 

La campaña electoral del PP comenzó en Sevilla la noche del jueves. Pablo Casado, presidente del PP, fue recibido en el Hotel Barceló Renacimiento a gritos de “¡presidente, presidente!”. Unas elecciones que no vaticinan una victoria de los populares, pero si una mejora en los resultados respecto al batacazo que obtuvieron en los pasados comicios de abril.

 

El Partido Popular enfoca su campaña dando una imagen de única alternativa viable a al PSOE de Sánchez. La comunidad dónde ha comenzado la campaña de los conservadores no ha sido elegida al azar, Andalucía es el modelo que el PP quiere exportar al resto de España donde gobierna gracias a los votos de Vox y Ciudadanos.

 

En su campaña ofrecen diversas medidas económicas para hacer frente a la recesión que cada vez es más obvia, aludiendo a la crisis catalana y también alertando de un bloqueo electoral si los resultados no varían. Dentro de las filas, las encuestas del partido de Casado estiman obtener a través alrededor de 98 escaños, a 25 escaños de los 123 escaños mínimos que los Socialistas conseguirían según el CIS.

 

Casado se modera en esta campaña, atrás quedan las posiciones del presidente del partido en las que hablaba abiertamente y sin papeles, hechos que acaparaban titulares pero que no hacían mella en la ciudadanía, no consiguiendo nuevos votantes.

 

Un mensaje que calará en la España donde los nacionalismos periféricos no tienen peso, pero no en comunidades como el País Vasco o Cataluña, donde los populares no se espera que obtengan en conjunto más de 4 diputados en el mejor de los casos.

 

El sábado, 2 de noviembre, la campaña fue en Galicia, comunidad autónoma donde los populares tienen su única mayoría absoluta y que es su feudo tradicional. Casado aprovecho su estancia en la localidad gallega de Pontevedra delante de 1.500 simpatizantes llamando a un impulso final para ganar a Sánchez.

 

Para el presidente de los populares desde que Sánchez ha llegado a La Moncloa, España ha dejado de ser el “faro de libertad” para Iberoamérica, Casado a puesto el foco en Galicia desde donde a querido marcar un mensaje: los valores el partido popular serán defendidos “sin sectarismo, sin intolerancia y con fiabilidad”.

 

Markel Trecet Calparsoro

 

 

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos