ir a Europea Media

La ley que “hace temblar” la estabilidad política israelí

El Primer Ministro Israelí, Benjamin Netanyahu, en una rueda de prensa sobre ataques terroristas en Jerusalem. Foto: Haim Zach / GPO
El Primer Ministro Israelí, Benjamin Netanyahu, en una rueda de prensa sobre ataques terroristas en Jerusalem. Foto: Haim Zach / GPO
El Primer Ministro Israelí, Benjamin Netanyahu, en una rueda de prensa sobre ataques terroristas en Jerusalem. Foto: Haim Zach / GPO

El gobierno israelí aplaza momentáneamente su controvertida ley del “Estado judío” tras las críticas internacionales recibidas y la amenaza de una crisis política en el país.

El proyecto de ley de Nacionalidad Judía fue aprobado por 14 votos a 7 en el Consejo de Ministros israelí, tras la oposición de  la ministra de Justicia, Tzipi Livni, quien suspendió su discusión en el comité correspondiente.

Según el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, «La ley es esencial para afianzar el carácter de Israel como Estado del pueblo judío frente a los retos que se nos plantean desde la comunidad internacional y a nivel interno, que ponen en tela de juicio este hecho».

Pero la realidad es que juristas y expertos internacionales  dudan tanto de la democracia, como de la conveniencia de la ley atendiendo al momento de tensión que atraviesa recientemente la zona.

Temen que la igualdad social y política de la que disfrutan los ciudadanos israelíes en la actualidad, “sin importar su raza, religión y género”, quede supeditada al albedrío de los legisladores.

«La redacción es vaga, limitando los derechos personales a (la fórmula) de acuerdo a cualquier ley, y hace que esa cláusula sea en efecto inútil cuando la ley en sí misma es discriminatoria. Además, derechos personales no incluyen derechos colectivos, como el derecho a la lengua y a la cultura», acentuaba el analista Aeyal Gross en el diario progresista Haaretz.

Otro opositor público ha sido el fiscal del estado israelí, Yehuda Weinstein, para quien la ley del “Estado judío”  constituye  «un ataque a la naturaleza democrática de Israel».

La oposición no se ha quedado atrás en las críticas al documento, el laborista Yitzhak Herzog, principal líder de la oposición, afirmaba este domingo que la ley es  «inoportuna e innecesaria» y la comparaba con la polémica en la explanada de las mezquitas, «Es igual que la actitud del Gobierno de (Benjamín) Netanyahu respecto al Monte del Templo (Explanada de las Mezquitas). Sacar este asunto durante (la actual) situación de seguridad y en un país tan sensible es irresponsable e innecesario, y podría inflamar las llamas en la región»

Para justificar la polémica aprobación en el Consejo de Ministros por 14 votos contra 7, los expertos internacionales conjeturan que se trata de un movimiento por parte del ejecutivo de Netanyahu para  poner obstáculos al proceso de paz, y enviar una señal a Europa en un momento en el que la diplomacia parece soplar en contra de Israel, con el reconocimiento del Estado palestino en gobiernos y parlamentos de la UE, el último de ellos el Español, al que tiene previsto sumarse el Francés, este viernes 28 de noviembre.

Yaiza Mora García

 

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos