ir a Europea Media

La violencia se apodera de Brasil

En el partido entre Atlético Paranaense y Vasco Da Gama se presentaron peleas en la tribuna entre las barras de ambos equipos por lo que se suspendió el partido.

Cada vez falta menos tiempo para que el Mundial, el espectáculo más grande del planeta futbolístico, de comienzo y es por eso que todos los seguidores esperan con ansias el silbatazo inicial.

No obstante, existe preocupación en suelo carioca ya que los índices de violencia en Brasil son alarmantes y el futbol no está exento de ello. En el partido de primera división entre Atlético Paranaense y Vasco Da Gama se presentaron fuertes peleas en las tribunas por lo que este tuvo que ser suspendido.

Solo habían transcurrido 16 minutos y los locales se habían adelantado en el marcador con gol de Paulo Baier, y con este resultado, Vasco Da Gama, uno de los equipos históricos del país, descendía de categoría.

Fue entonces cuando los simpatizantes de la escuadra visitante empezaron a causar disturbios, dejando múltiples lesionados, algunos de ellos en estado de gravedad.

El encuentro se suspendió durante una hora y diez minutos para después ser reanudado a pesar de que cuatro personas que fueron ingresadas en el hospital en  estado de gravedad a causa de las lesiones que sufrieron en la batalla campal.

Al final el Vasco Da Gama perdió el encuentro y consumó su descenso. Sin embargo, en este caso, dicha información es irrelevante porque es primordial conocer el estado de salud de las personas afectadas y también, se debe tener en cuenta que el mundial de futbol se acerca cada vez más, y esta clase de sucesos provocan inestabilidad en el país.

Los equipos brasileños ya se habían visto implicados en incidentes similares durante este año, empezando el 20 de febrero, cuando un joven boliviano murió al ser impactado por un proyectil que fue lanzado por un aficionado brasileño en el partido entre el Corinthians y el San José, correspondiente a la copa Libertadores.

En octubre pasado también hubo disturbios en el clásico entre el mismo Corinthians y el Sao Paulo. En el medio tiempo, los seguidores Saopaulinos se enfrentaron con la policía. Al acabar el encuentro, un autobús que transportaba seguidores paulistas fue agredido y miembros de las dos barras se enfrentaron en una de las principales avenidas de la ciudad.

Con estos antecedentes en tan poco tiempo antes del inicio de la justa mundialista, existe un ambiente de incertidumbre a pesar de que el ministro brasileño de deportes, Aldo Rebelo, minimizara los acontecimientos, mencionando que este país no es el único lugar donde existen actos que atentan contra la seguridad de la población.

Una vez más, el futbol se ha visto empañado por incidentes que dejan lo estrictamente deportivo en segundo plano y nos obligan a voltear la mirada hacia otros horizontes que, en un principio deberían ser evitados por la seguridad de todos y el espectáculo en sí. No es lo mismo disfrutar un partido con la tranquilidad de saber que al finalizar el juego, el aficionado puede marcharse sin preocuparse por si será atacado por “pseudo-fanaticos” del equipo contrario.

El problema ya está ahí y ahora es el turno de Brasil para demostrar que tiene las suficientes credenciales, tanto dentro como fuera de la cancha, para ser el mejor anfitrión de la historia de este magno evento.

Twitter:

Jesús Daniel Hernández Cortés @JessHernndez19

Claudio Giovanucci @cgiovannucci11

Imágen cortesía: Flickr

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos