ir a Europea Media

Los Celtics vuelven a sorprender a los Cavs

La franquicia de Massachusetts volvieron a ganar a los Cleveland Cavaliers en casa (107-94) y ponen la eliminatoria 2-0. Empezaron el partido a remolque con un incombustible LeBron James que, una vez más, llevaba las riendas de su equipo, pero la poca ayuda de sus compañeros hizo inviable lograr la victoria en Boston. Los Cavs necesitan ganar el siguiente partido si quieren tener opciones de disputar la gran final, o por el contrario penderan de un hilo.

El inicio del encuentro se puso muy de cara para los Cavaliers, que daban atisbos de haber aprendido la lección del primer partido de la eliminatoria. Pero, el único que puso su corazón y alma en el parqué fue «El Rey». Ya en el primer cuarto demostró quien reinaba. De los 27 puntos que logró su equipo, 21 fueron obra de LeBron. Tan sólo dos menos que todos los jugadores de los Boston en los primeros 12 minutos (23 puntos).

En un principio parecía que la victoria de los Cavs era más que evidente, pero los partidos son muy largos y depender de los puntos de un sólo jugador, aunque sea uno de los mejores de la historia, no lleva a buen puerto. Y así fue. Poco a poco los de Ohio se fueron desinflando y apagando en defensa. El triple-doble de LeBron James (42 puntos, 12 asistencias y 10 rebotes) no fue suficiente. Anotaba, pero también se precipitaba en ataque, precedido de la poca ayuda que recibía tanto en ataque como en defensa. Acabó perdiendo seis balones, tres de ellos en el primer cuarto, mientras que todo el equipo de los Boston Celtics tan sólo lo hicieron en cinco ocasiones. Anotaba cómo el que más, pero también erraba como el que más.

LeBron James y J.R. Smith defendiendo al alero de los Boston Celtics, Jaylen Brown. Fuente: EFE/CJ Gunther
LeBron James y J.R. Smith defendiendo al alero de los Boston Celtics, Jaylen Brown. Fuente: EFE/CJ Gunther

En comparación con el partido anterior, los Cleveland Cavaliers jugaron mejor aunque de forma intermitente. Con el marcador a favor, incluso con una ventaja de +11 (38-49) en el segundo cuarto, se relajaron y lo pagaron. A la vuelta del descanso, esa diferencia se convirtió en un espejismo. Una falta de LeBron a Terry Rozier provocaría la llegara del empate a 66 en el marcador. En ese momento ya no se podía frenar a los Celtics, y la aparición de su base, desaparecido en combate hasta entonces, fue la clave.

Los Boston pusieron la directa para ir alejándose en el marcador hasta conseguir la máxima de +16 (107-91). En algunos minutos los Cavaliers querían anteponer la situación, pero ya era demasiado tarde. Los arreones de Kevin Love (22 puntos, 15 rebotes y 2 asistencias) y Kyle Korver (11 puntos y un rebote) junto con las envestidas de LeBron no herían al rival. Un rival que atacaba y anotaba de forma compensada. De la juventud de Jaylen Brown (23 putos, seis rebotes y tres asistencias) y Jayson Tatum (11 puntos, tres rebotes y dos asistencias), hasta la veteranía de Al Horford (15 puntos, 10 rebotes y cuatro asistencias) y del partidazo de Marcus Smart con 11puntos, nueve asistencias, cinco rebotes y cuatro robos de balón.

Una vez más la juventud de los Boston Celtics superó al subcampeón de la NBA, dando muestras de dar la sorpresa y acabar disputando la final ante los Warriors, que seguramente acaben venciendo a los Houston Rockets. Todavía no está decidido pero, si los Cavs no despiertan y empiezan a jugar en equipo, se pueden estampar contra un muro que no esperaban. En este segundo partido Kevin Love y Kyle Korver han dado un pasito, pero su equipo necesita más aportación como estrellas que son, de la misma forma que lo tiene que hacer J.R. Smith, que hizo un partido pésimo y sin anotar ningún punto. Sin olvidarnos del banquillo, que debe dar un paso al frente si realmente quieren salir vencedores de la conferencia este.

Mireia Alfonso – @13mireee

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos