ir a Europea Media

Pablo Iglesias inunda Sol y asegura que ganará las elecciones

Acceda a la galería de imágenes de la Marcha del Cambio.

El pasado sábado 31 de enero tuvo lugar en Madrid la Marcha del Cambio, un recorrido colmado de personas que sirvió como pistoletazo de salida para la campaña electoral de Podemos.

La marcha fue convocada el pasado 1 de diciembre por Rafael Mayoral, Secretario de Relaciones con la Sociedad Civil de Podemos, quien anunció en una comparecencia la convocatoria para una “gran movilización” el 31 de enero.

El recorrido fue de Cibeles a la Puerta del Sol, aunque era  tal la aglomeración de personas que la calle Alcalá quedó totalmente abarrotada de personas que expresaban su emoción a grito de “sí se puede” o “Tic-Tac”, en referencia a la expresión que Pablo Iglesias dedicó a Mariano Rajoy  en un acto en Valencia.

A diferencia de otras manifestaciones, como las que celebraban las distintas mareas ciudadanas, o las que celebraba la Coordinadora 25-S, como “Rodea el Congreso”, la gran marcha convocada por Podemos no era para protestar –“demasiado hemos protestado sin que nadie escuchara”, exclamaba Íñigo Errejón, Secretario de Política del partido-, sino para mostrar el músculo social con el que cuenta el partido a escasos meses de las elecciones y para “celebrar que en el año 2015 la gente va a recuperar la soberanía el país”, como clamó Errejón. Tampoco hubo ningún tipo de incidente a pesar de los 400 antidisturbios de la Unidad de Intervención Policial de la Policía Nacional que se habían desplegado debido a la manifestación.

Al llegar a la Puerta del Sol, aquella plaza que había congregado en mayo de 2011 al Movimiento 15-M, integrado por aquellos que no se sentían identificados con ningún partido político y que se sentían defraudados y ahogados por las políticas de austeridad, quedó impregnada esta vez de aquellos que ven en Podemos una alternativa de Gobierno.

Y así, cuando Pablo Iglesias, Secretario General de Podemos, entró en la plaza, los gritos de “Presidente, Presidente” estallaron en el ambiente y el eco se escuchaba en cada uno de los rincones del denominado kilómetro cero.

A partir de ahí, la marcha se convirtió en un gran mitin en el que 300.000 personas, según la organización, o 100.000, según fuentes policiales, escucharon hablar a una parte de la cúpula de Podemos: Pablo Iglesias, Íñigo Errejón, Carolina Bescansa, Juan Carlos Monedero, Irene Montero y Luis Alegre fueron los protagonistas de una jornada que Luis Alegre, Secretario de Participación Interna de Podemos, calificó de “histórica”.

Las referencias a la historia fueron clave en los discursos. Mientras que Luis Alegre afirmaba que “todos nosotros y nosotras vamos a poder decir a nuestros hijos y a nuestros nietos ‘yo estuve aquí’”, Pablo Iglesias aseguraba que lo bonito que es “ver a la gente haciendo historia”.

El lugar escogido para el gran mitin de Podemos no es casualidad. La Puerta del Sol es un lugar con un gran significado para la Historia de España. El Secretario General de Podemos comparó a todas aquellas personas que estaban allí con aquellos que se levantaron el 2 de mayo de 1808 contra las tropas napoleónicas que habían ocupado España, pues «fueron los de siempre, los de abajo, los humildes los que se enfrentaron a la vergüenza y a la cobardía de unos gobernantes que solo defendían sus privilegios sin importarles nada más”. Entretanto, en la Real Casa de Correos podía leerse aquella placa que homenajea “a los héroes populares que el 2 de mayo de 1808 riñeron en este mismo lugar el primer combate con las tropas de Napoleón”.

Monedero e Iglesias quisieron adoptar en sus discursos un componente sentimental que llegara al corazón de las personas. Y lo consiguieron, por lo menos con aquellos cuyas lágrimas corrían por su cara mientras coreaban el ya citado lema “sí se puede”. Y si Monedero, Secretario de Proceso Constituyente y Programa del partido, aseguraba que “la democracia no la trajo el Rey, no la trajo Suárez, no la trajo Fraga, la trajisteis vosotros que tenéis el pelo gris”, a la par que en la plaza los aplausos de los asistentes retumbaban por todos lados, Pablo Iglesias decía “hay que soñar… pero soñamos tomándonos muy en serio nuestros sueños…”.

No faltaron tampoco las banderas de Grecia y las referencias a este país durante el mitin. La marcha de Podemos ha coincidido con la victoria, el pasado 25 de enero, del partido Syriza, liderado por Alexis Tsipras y que es considerado el Podemos griego. No obstante, mientras Monedero exclamaba “¡Arriba Grecia!”, Iglesias se distanciaba del destino del partido griego asegurando que “a nosotros nos toca ahora ser protagonistas de nuestra Historia”.

Por su parte, Íñigo Errejón, secretario de política de Podemos, aseveró que el pacto del 78 se había “roto” y que no habían sido “ellos”, sino los “privilegiados” que se “habían colocado por encima de la ley, de las instituciones y de nuestro respeto”. Para mostrar la transversalidad del partido, Errejón manifestó que “sois nuestra gente, vengáis de dónde vengáis”, en referencia a los antiguos votantes del Partido Popular, del PSOE o aquellos que “estaban en casa resignados”.

Ramón Alarcón Sánchez.

 

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos