ir a Europea Media

Sánchez promete «lo que haga falta» para atajar la crisis del coronavirus

Pedro Sánchez en La Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha subrayado este martes la «determinación máxima» del Ejecutivo para atajar la crisis del coronavirus: «Haremos lo que haga falta, donde haga falta y cuando haga falta, y juntos, no les quepa duda, superaremos esta crisis».

Sánchez ha hecho esta promesa en su comparecencia de esta noche en La Moncloa, en la que ha avanzado algunas medidas económicas que ultima el Gobierno, como la de facilitar liquidez a las pymes -mediante líneas de crédito del ICO o moratorias en el pago de impuestos- o flexibilizar horarios laborales y facilitar reducción de jornadas a los trabajadores ante el cierre de centros educativos.

El jefe del Ejecutivo ha apelado a la unidad no solo de las administraciones -ha destacado la buena coordinación con las comunidades- sino también de los partidos.

Y ha aprovechado para recalcar que sería bueno que en un momento como éste el país tuviese unos nuevos presupuestos y por eso «sería bueno que todas las fuerzas políticas, en aras de ese espíritu de colaboración, fueran conscientes de ello».

Los españoles, ha dicho Sánchez, desean ver a todos los líderes políticos «unidos» en esta crisis en la que, ha reconocido, todavía quedan «semanas difíciles y duras» por delante en las que el Gobierno adoptará las medidas que sean necesarias.

Por eso ha apelado también al «deber cívico» de todos para cumplir las recomendaciones sanitarias y proteger a los demás ciudadanos y, en especial, a las personas más vulnerables ante la actual epidemia de coronavirus.

«Creo honestamente que el Gobierno ante una crisis compleja está demostrando capacidad de actuación y de adaptación», ha dicho Pedro Sánchez, quien en esta comparecencia ha adelantado buena parte del plan de choque con las medidas económicas que presentará a los agentes sociales el jueves y que previsiblemente después aprobará el Consejo de Ministros extraordinario.

El presidente ha valorado que Europa vaya a permitir que se flexibilicen las normas de estabilidad presupuestaria y se vayan a poner en marcha medidas para toda la UE porque esta es una crisis global que requiere soluciones integrales.

Pero también ha puesto el énfasis en las medidas económicas que según ha explicado lleva semanas preparando el Gobierno para atajar el impacto de la crisis del coronavirus.

Un impacto que da por hecho aunque espera sea, ha insistido, transitorio.

Entre las actuaciones adelantadas esta noche Sánchez ha destacado las que facilitarán liquidez a las pymes en esta coyuntura, ya sea mediante líneas de crédito o moratorias en los pagos de impuestos.

Antes ha anunciado las destinadas a «proteger y garantizar el bienestar de las familias» y en particular de las familias trabajadoras en esta coyuntura, de forma que se facilitará la reducción de la jornada laboral o se implementarán ayudas para paliar los efectos que para estas familias tendrá el cierre de centros educativos.

Y ha hablado de otro bloque de actuaciones para los sectores económicos que sufran caídas de demanda. En este caso también ha citado la flexibilidad de horarios y reducciones de jornada o «ajustes temporales» para que no haya despidos y nadie haga un «uso inadecuado» de estas medidas en detrimento de los derechos de los trabajadores.

También ha anunciado medidas para garantizar el suministro y la producción de medicamentos y de acceso sanitario.

En todo momento ha insistido el presidente del Gobierno en que el objetivo primero es el de contener la extensión del coronavirus, y ha defendido que todas y cada una de las decisiones que se han tomado y se van a tomar «van a obedecer estrictamente a criterios científicos».

Ha insistido, además, en que el Gobierno está haciendo un diagnóstico de la situación continuo, y los escenarios «no son estáticos sino dinámicos», pero ese seguimiento «horario y diario» es el que ha permitido adoptar medidas de forma «ágil y contundente» y con la «máxima coordinación» con las demás administraciones.

También ha destacado el hecho de que esa coordinación se hace con todos y no distingue ideologías, como lo demuestra la habida con dos comunidades de las más afectadas -País Vasco y Madrid- y de distinto color político que el Gobierno central.

Sánchez, que ha mantenido ya contactos con los principales dirigentes de la oposición, se ha comprometido a hablar con «todos los líderes políticos, sin ninguna exclusión».

Y ha destacado también el papel del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que en todo este tiempo desde que se inició la crisis ha mantenido informados a los portavoces de sanidad de los distintos grupos parlamentarios.

«Y esa es la tónica que vamos a seguir. Máxima transparencia a la opinión pública y a los líderes políticos», ha asegurado el presidente, quien también se ha comprometido a asumir todas las propuestas que haga la oposición si contribuyen al control de la enfermedad.

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos