ir a Europea Media

Vendetta azzurra

Una escuadra italiana muy ordenada le dio una cátedra de táctica a la selección española. Bautizada por la prensa europea como la peor Italia de los últimos veinte años, el equipo dirigido por Antonio Conte desnudó la fragilidad defensiva del onceno de Vicente del Bosque que poco pudo hacer ante el juego de su rival que fue ampliamente superior.

La lluvia que cayó desde el inicio del partido en el Stade de France, fue un presagio, no fue una llovizna común, fue más bien cántaros de las lágrimas de los dioses del fútbol que lloraban por el final de una era y la debacle de una de las generaciones más brillantes de la historia del deporte rey. En medio de las secreciones de los inmortales, Italia comenzó a imponer condiciones desde el inicio del partido. Los jugadores de la azzurra más que futbolistas parecieron gladiadores sedientos de sangre, poblaron el medio campo y dejaron fuera de circulación a Andrés Iniesta, el cerebro español.

Los guerreros de Conte entendieron que la recuperación de la pelota y los ataques por los costados a pura velocidad era la mejor opción para hacerle daño a la roja que curiosamente vistió de blanco, uniforme considerado maldito por los ibéricos que cayeron ante el rival con el que empezó el gafe en el mundial de 1994. Chiellini, el veterano defensor de la Juventus poco poco se transformó en figura con sus cortes precisos y sus cabalgatas de corcel pura sangre para las salidas de contra.

En contraste estuvo David De Gea que paso de ser héroe a villano en minutos, el portero español comenzó sólido parando un par de remates, pero se equivocó en el primer gol de la azzurra al rechazar hacia el centro el disparo de tiro libre de Eder que justamente aprovechó Chiellini para poner el primer gol del partido. Ante el golpe España intento reaccionar pero entró muy rápido en la etapa del desespero, renunció a la zar centros al área ante la evidente derrota en el duelo entre Morata y los tres centrales italianos. Nolito y Fábregas fueron totalmente anulados por la defensa rival, y Silva al no encontrar espacios ni socios, enganchaba y giraba sin sentido alguno.

Para el segundo tiempo, y ya con el resultado a su favor, Italia le cedió la iniciativa a España, tal vez confiando en su poderío defensivo impulsado desde su portero Gianluiggi Buffon que en un par de intervenciones épicas dejo por el suelo la moral de  la furia que terminó siendo “la floja”. Del Bosque trató de encaminar el rumbo metiendo a Aduriz, el león vasco tuvo una pelea tiránica con los gladiadores bianconeros en el área, pero un golpe muy fuerte en un  salto con Bonucci lo dejo fuera de combate. Lucas Vázquez fue uno de los puntos fuertes de España y en los pocos minutos que disputó, hizo mucho más que Nolito, Fábregas y Silva juntos, aunque el esfuerzo del gallego fue inútil. Cuando más sólido se veía a la roja, cuando la ilusión de un empate se adueña bastante de los hinchas españoles, Italia dio la estocada final al mejor estilo de el más sádico carnívoro que juega con su víctima antes de comérselas . A dos minutos del final con un contragolpe letal , Pellé destruyó los sueños de la tercera Eurocopa consecutiva para España, clasificó a su selección a cuartos de final y género el delirio de su estratega que con un salto sobre el banquillo estuvo a punto de terminar 3n la tribuna del parque de los príncipes.

Jairo A. Castillo @jairocastillo88

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos