El Sahara, un asunto inacabado

El Sahara, un asunto inacabado

Escrito por: Alba Fernández y Ainhoa Villares

Pedro Sánchez, vuelve a tomar decisiones de vital importancia con respecto al Sahara, sin consultar con su gobierno. Yolanda Díaz, vicepresidenta del gobierno, critica la “opacidad” del presidente.

Estas decisiones han sido tachadas de incomprensibles, no sólo por parte de la oposición española, sino que, también por parte del gobierno. La posición española desde hace ya casi 50 años ha sido la de apostar por un referéndum, posición que compartía con el resto de países pertenecientes a la ONU. Esta posición ha sido rechazada repentinamente por parte del presidente de España, desde que hace 4 días, saliese a la luz la carta que Pedro Sánchez había enviado al rey Mohamed VI.

Por el contrario, la relación entre Marruecos y Estados Unidos se remonta a 1777, por lo que desde el primer momento les apoyaron, y en el otro lado se encuentra Argelia con el apoyo de Rusia, no sólo por su situación geográfica sino por la riqueza natural del país. Con el nuevo posicionamiento de España, Europa la ha apoyado igualmente.

La nueva propuesta de España, según Moncloa, consideran que la excolonia española pase a ser un
territorio con autonomía, pero bajo la soberanía marroquí, la cual, Según Pedro Sánchez, es “la base más seria, creíble y realista por resolución de esta disputa”. Esta nueva decisión ha vuelto a crear tensión en el gobierno. EH Bildu, ERC, CUP, BNG, PNV, Junts, Pdecat, Más País, Compromis, Nueva Canarias y Coalición Canaria han firmado este lunes un documento para la comparecencia de Sánchez ante el parlamento, por otro lado, el PP asegura que esto únicamente lo defiende “una parte del gobierno, porque Podemos se ha desmarcado” advirtiendo que estas decisiones tendrán una gran repercusión en la política energética del país, puesto que dependemos de Argelia para el suministro energético. Siguiendo con la oposición, Ciudadanos, pide la comparecencia tanto de Sánchez como del ministro de asuntos exteriores en el pleno del congreso, afirmando que “La política exterior es un asunto de estado y hay demasiado en juego como para que se comporten de esta manera. Es inaceptable”.

Hay algo en lo que todos están de acuerdo, y es en la comparecencia inmediata del presidente en el
congreso para explicar el cambio de postura que ha tomado. Esta comparecencia se espera que sea
la semana próxima.

Ver la noticia El Sahara, un asunto inacabado publicada en Observatorio internacional de relaciones internacionales.