ir a Europea Media

Fútbol, tensión y rabia en Vallecas

Estadio de Vallecas, campo añejo que respira fútbol por las cuatro esquinas y las tres tribunas. Y se vivió fútbol en estado puro. La Copa del Rey tan defenestrada por algunos y tan admirada por otros aterrizaba hoy en forma de derbi en Madrid entre Rayo Vallecano y Getafe. Fue un encuentro puramente copero, de esos tan bonitos que uno y otro año nos deja esta competición. Me apunto a los que la admiran a pesar de que se la quieran cargar año tras año.

Media entrada en las gradas pero sonaba bien, muy bien. El Rayo salió a por todas y así se adelantó con un golazo

EFE. Momento del primer gol de Lass
EFE. Momento del primer gol de Lass

increíble de Lass Bangoura. El Getafe no aparecía en el campo y llegó el segundo de Ebert. El equipo local era como un tigre herido en su orgullo y optó porque la presa fuera el Getafe. Como decíamos, la grada se dejó oír. Se escucharon cánticos en contra de su presidente por la reciente apertura de una franquicia del club en Oklahoma.

Ya en la segunda parte podemos mezclar todo lo que el término fútbol soporta a sus espaldas. El Getafe mejoró y el Rayo seguía divirtiéndose mientras que la hinchada perdía la paciencia con Manucho por las numerosas ocasiones erradas. El partido seguía vibrante, un gol del Geta abría la eliminatoria de par en par y el Rayo tuvo para sentenciar. En medio de todo esto y de un fútbol de muchos quilates, Trashorras pidió el cambio para Lass por estar tocado.

EFE. Lass, enfadado, es sacado por el cuerpo técnico del banquillo
EFE. Lass, enfadado, es sacado por el cuerpo técnico del banquillo

Empezaba el show. La grada en pie despidió al Guineano que hizo un partido para el recuerdo, y digo bien un partido, porque ensombrecería todo lo demostrado en el verde por su incontinencia verbal. Según llegó al banquillo lo comenzó a golpear, enfadado por la sustitución. Jémez le respondió con una mirada de las que matan, echaba fuego por los ojos. A esto reaccionó Lass como si lo hubiera poseído el mismísimo Lucifer. Tuvieron que intervenir los compañeros para separar tanto a Paco Jémez como a Lass. En parte recordó a lo sucedido en Mallorca con el fallecido Luis Aragonés y con Samuel Etó’o. Lass al ser sacado del banquillo recibió los aplausos de la grada. Aplausos que no se entienden premiando una falta de respeto del futbolista, primero a sus compañeros y luego a su jefe. El enfado es lógico en alguien que no quiere nunca abandonar la cancha, pero hasta ahí. Hoy fue demasiado lejos. Luego mucha gente se pregunta por qué se queda fuera de la convocatoria en más de una ocasión. Quizá sea por el comportamiento, no lo sé, solo pongo el quizás. Lo extraño de todo fue que había gente que increpaba a Jémez, con todo lo que sigue dando por ese club y haciendo del Rayo un equipo con una identidad envidiable, con un fútbol más bonito que una puesta de sol en Tarifa y sobretodo, con resultados. Pero así es esto, no hay memoria ni reconocimiento. El fútbol es tan agradecido como desagradecido.

La eliminatoria está encarrilada para el Rayo con el 2-0, pero no cerrada. Esperemos que el partido de vuelta sea tan bonito como este, y sobre todo copero. Tensión, fútbol, emoción y ruido.

Juan Lorenzana Prieto @juanlp91

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos