ir a Europea Media

De Múnich a Paris: el terrorismo en el deporte

El atentado en la capital francesa del pasado viernes 13 de noviembre son un capítulo más de las disputas políticas y sociales trasladadas a los campos de juego.

5 de septiembre de 1972. El mundo del deporte no conocía la tragedia hasta esta fecha. Múnich pasaba de ser sede de unos juegos Olímpicos a ser el lugar del primer atentado dentro del ámbito deportivo, cuando el grupo terrorista ‘Septiembre Negro’ asaltó la villa olímpica.

El comando terrorista mató a dos miembros de la delegación israelí y tomó como rehenes a otros nueve. Dos días después, durante el operativo de rescate de la policía alemana, los nueve rehenes fueron asesinados, muriendo además, cinco terroristas, un policía y el piloto de helicóptero con el que comando pretendía huir.

El siguiente gran incidente se llevaría a cabo 24 años después durante la celebración de la Eurocopa en Inglaterra 1996, cuando el ‘Ejército Republicano Irlandés’ hizo estallar un camión lleno de explosivos en el centro de Manchester. La zona afectada fue evacuada después de la alerta de bomba pero aún así 206 personas resultaron heridas.

El 27 de julio de 1996, una vez más durante Juegos Olímpicos, estalló una bomba en el parque Centenario de Atlanta dónde muere una mujer y otras 111 personas resultan heridas. Eric Rudolph fue señalado como autor de los atentados.

En 2002 la Champions League también se vería afectada por el terrorismo durante el encuentro de semifinal entre Real Madrid y Barcelona. Un coche bomba explotó en las proximidades del estadio Santiago Bernabéu, justo tres horas antes del partido. La explosión dejó 17 heridos y daños materiales importantes.

Posteriormente en mayo de 2006, el mundo del tenis sería una víctima más cuando el entrenador y dos jugadores del equipo iraquí de Copa Davis fueran asesinados por un grupo extremista suní en Bagdad. Los atacaron por ir vestidos con pantalones cortos. 

Al mes siguiente, un grupo armado secuestró a 30 miembros del Comité Olímpico Iraní, entre ellos su presidente, Ahmed al Samarrai, quien aún permanece cautivo  de su libertad.

Un par de años después, el 8 de enero de 2010, el autobús de la selección de futbol de Togo fue ametrallado por rebeldes del enclave angoleño de Cabinda, cuando se disponía a participar en la Copa África de Naciones. Resultaron muertos un entrenador asistente y el jefe de prensa de la selección togolesa.

En 2013, mientras se llevaba a cabo uno de los maratones más importantes del mundo en Boston el 13 de abril, se dieron dos explosiones en la línea de meta dejando a tres muertos, diez mutilados y cerca de 200 heridos. Los dos terroristas de origen checheno fueron identificados y uno de ellos fue abatido durante la detención.

Finalmente, el viernes 13 de noviembre de 2015 varios ataques simultáneos se dieron cita en lugares aledaños al Stade de France en París mientras se disputaba el encuentro amistoso entre las selecciones de Francia y Alemania dejando alrededor de 200 muertos en total y varios más heridos.

Estos han sido los atentados de mayor impacto dentro el mundo del deporte. Desde Múnich hasta París.

Por: Luis Antonio Hernández, Juan José Hermida y Carlos Gama

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos