ir a Europea Media

Jorge Sanz: “Debuté a mis 18 años con el Real Madrid”

El atleta de 28 años no descarta regresar al equipo blanco, aunque esas sean palabras mayores

El destino nadie lo tiene asegurado. Así es la historia de la promesa de Soto del Real Madrid, comunidad donde creció Jorge Sanz Rodríguez. Sanz era probablemente el mejor base de su generación y una enorme joya de la cantera del Real Madrid. Sin embargo, en su carrera no todo han sido victorias y éxitos.

Dio sus primeros pasos en el baloncesto con los Piratas, sólo llamando la atención del equipo blanco. Allí fue acogido en las categorías inferiores por los directores Alberto Ángulo y Alonso Madariaga, quienes aún permanecen en la cantera.

“Recuerdo esos años como una gran experiencia. Cuando inicié mis vínculos con el club estaba Alonso de Madariaga, que apostó mucho por mí. Empecé en cadete con Ángulo, él era en aquel entonces el director de la cantera. Estas dos personas fueron las que me dieron confianza y gracias a ellos tuve el privilegio de vivir este sueño de formar parte del Real Madrid. Para mí, la formación fue increíble tanto profesional como personal”, recordó el jugador de 28 años.

Pablo Laso explotó su potencial 

Dentro del club tuvo la grandísima oportunidad de dar el salto al profesionalismo con el primer equipo. En el 2011, debutó con el club más condecorado de España, el Real Madrid, bajo la dirección de Pablo Laso. El mítico entrenador creyó en él desde el primer día y permitió que su sueño se convirtiera en una realidad al ponerlo en juego frente al Zaragoza. Jorge guarda esa memoria como si fuese ayer.

Jorge Sanz en un partido con el Real Madrid (Foto: Europa Press)

“Es una experiencia increíble, compartir un año de vestuario con esos jugadores. Para mí, a nivel de crecimiento personal me sumaron mucho. Son momentos que guardo en la mochila para cuando no sea jugador de baloncesto poder contar este tipo de historias a mi entorno”, manifestó el madrileño.

El actual base del Cáceres fue parte de la plantilla blanca por un año, en la temporada 2011-2012. En ese año, tuvo la gran oportunidad de compartir vestuario con grandes estrellas del baloncesto español e internacional como; Sergio Llull, Sergio Rodríguez, Felipe Reyes, Serge Ibaka y Kyle Singler.

De la cancha a la amistad 

Su relación con Llull fue mucho más especial, más allá de ser compañeros se convirtieron en amigos al compartir habitación en los viajes y vivir experiencias más personales. “Tuve la suerte de que Sergi compartiera cuarto conmigo”, indicó el base.  La amistad perdura hoy en día.

“La verdad que era muy buena la relación, no tan solo con Llull, sino también con Rodríguez. Me involucraron desde el primer momento, se preocuparon mucho para que creciese como jugador dentro y fuera de la cancha. Les guardo muchísimo cariño”, compartió Sanz Rodríguez.

Grandes triunfos 

Durante el año de estancia en el Real Madrid ganaron la Vigésimo Tercera Copa de España y el Torneo de la Comunidad de Madrid. El recuerdo más bonito de Sanz se produjo en el Palacio de Saint Jordi donde se llevó a cabo la Copa. Ese día, los merengues fueron capaces de vencer a sus archirrivales abismalmente con marcador de 91 por 74. Sobre 15,000 aficionados fueron testigos de ese momento, en el que el joven madrileño fue parte vistiendo la camiseta blanca.

Paralelamente a la Liga Endesa, año tras año, los mejores 16 equipos de Europa disputan el torneo más prestigioso del continente, la Euroliga. El Real Madrid ha sido el equipo más dominante del certamen europeo, tras haberlo conquistado en diez ocasiones.

Jorge Sanz con el Cáceres Ciudad del Baloncesto (Foto: Marta Moras)

Pocos jugadores en la historia han debutado con 18 años en el torneo, Jorge es uno de ellos. “El hecho de poder debutar contra el Efes Pilsen, jugar en la pista del Maccabi Tel Aviv y así en sucesivas pistas son experiencias para toda la vida. Tuve la suerte de que Laso decidió ponerme en varios partidos durante los minutos finales. Sales a jugar cuando el partido está ganado. En esos momentos estás en una burbuja donde distorsionas un poco la realidad, porque no dejas de ser un chaval de 18 años”, recordó el exjugador del Madrid.

Las cosas tienen una razón de ser y no todo es como se planifica, más cuando eres un atleta de alto rendimiento. El llamado al primer equipo de Sanz vino a muy temprana edad por lo que es más complicado manejar los aspectos mentales y emocionales.

“Me tomó un poco inmaduro sobre todo a nivel mental y entiendo que yo tampoco supe gestionarlo de la mejor manera posible. Es complicado, estás en un mundo irreal dentro de la élite del baloncesto europeo con los mejores jugadores de Europa. Inconscientemente tiendes a creerte más de lo que eres”, aseguró el trespuntista. Pero seguramente si la oportunidad hubiese surgido hoy, todo sería diferente por la madurez deportiva y personal que posee.

Las metas de hoy 

Las metas del jugador de la Liga LEB Oro están muy claras. “Me centro más en el corto plazo, en el inmediato y no tanto en el largo plazo”, mencionó. 

Sanz Rodríguez intenta entrenar lo más fuerte posible y disfrutar el momento sin importar la adversidad. Durante estos tiempos de pandemia, su vida deportiva no se ha visto muy afectada ya que los baloncelistas han sido privilegiados. Mientras la gente común ha tenido que vivir confinada de hacer muchas cosas, ellos han podido gozar del privilegio de poder continuar jugando, aunque sea sin público.

“Intento sacar el mayor partido posible de ahora que estoy en Cáceres. Disfrutar del proceso seguir aprendiendo”, comunicó el atleta de 1,88 metros.

Volver al Madrid sería un sueño, aunque muchos expertos siempre apostaron a que tendría la calidad de volver a la ACB. “No dejo de estar centrado aquí, de sacar el mayor rendimiento posible a nivel colectivo e individual. Nunca se sabe lo que puede venir, pero volver al Madrid son palabras mayores”, exclamó.

Al momento, las aspiraciones de Jorge no terminan en España y está abierto a otras aventuras deportivas dentro del mundo del baloncesto. Su deseo de vivir experiencias, conocer nuevas culturas y enriquecerse personal y profesionalmente es algo que tiene presente para sus próximos años. 

Uno de sus anhelos sería jugar en Francia por las buenas referencias que ha tenido de parte de compañeros de equipo. Además, que en términos económicos las ligas francesas son mejor pagadas.

“Tengo ya 28 años y llevo toda mi carrera en España. Si en los próximos años se me abre algún tipo de oportunidad que merezca la pena porque no cogerla y vivir la experiencia”, concluyó.

Daniel Desa, Yolymar de Jesús y Claudia Estévez.

Sobre el Autor

Campus de Villaviciosa de Odón - Madrid
Email: webmaster@europeamedia.es

Europea Media es la clínica de medios de la Universidad Europea. Europea News es el periódico digital de la clínica de medios.

Síguenos